Los beneficios de nadar o practicar natación

La natación cuenta con una gran cantidad de beneficios tanto a nivel fisiológico como a nivel mental. En este artículo vamos a ver algunos de los beneficios más relevantes para los que realizan una práctica habitual de la natación o salen a nadar a menudo.

Nadar en el agua o practicar natación, es una de las mejores formas de mantener una salud y un cuerpo sano.

Nadar es una muy buena práctica de ejercicio cardiovascular. Cuando estamos nadando no dejamos de movernos para evitar hundirnos. Hay que tener en cuenta que el agua es un as 750 veces más densa que el aire, con lo que el nivel de esfuerzo al nadar es mucho mayor qué realizando el mismo movimiento fuera del agua.

Otra de las ventajas principales de la natación es el bajo impacto de nuestros músculos durante su práctica. Es por ello que nadar es una de las principales formas que se suelen recomendar para recuperaciones de lesiones deportivas.

ventajas y beneficios de nadar

Nadar también es muy bueno para nuestros pulmones ya que cuando estamos debajo del agua, forzamos a que estos trabajan de una forma más eficiente. Una persona qué práctica natación o que se sumerge en el agua de forma regular dispone de una mayor capacidad pulmonar que una persona que no lo haga (hablando siempre bajo circunstancias de salud normales).

Está demostrado científicamente que nadar relentiza el envejecimiento de nuestro cuerpo, afectando directamente a la presión arterial, al sistema cardiovascular y nervioso, cognitivo, la masa muscular y el colesterol, entre otros aspectos. Hay estudios que aseguran que los que practican la natación escuchando música con un mp3 acuático (o no) debajo del agua son biológicamente 15 años más jóvenes en cuanto a los aspectos comentados.

Indirectamente y como beneficio a destacar, es el trabajo que se realiza en todos los músculos del cuerpo mientras estamos suspendidos en el agua. Y es que no hay mejor forma que ejercitar todo nuestro cuerpo sin estar limitado a ninguno de los factores de edad peso sexo o cualquier impedimiento que pueda hacer que no te plantees salir a nadar cómo práctica deportiva y de salud en tu rutina semanal.

Aumento de resistencia: un beneficio importante del nadar para atletas

En relación al último beneficio, al aumentar nuestra capacidad pulmonar nadar también aumenta nuestra resistencia, con lo que podemos correr más rápido y durante más tiempo si nos entrenamos también debajo del agua. Esta es una práctica que los corredores de élite realizan a menudo en sus entrenamientos, tal y como hemos podido ver en diferentes entrevistas de corredores de alto nivel.